Ch-ch-ch-ch-changes

One thing that I love about blogging is to have total control over all the aspects of it. That means I can make the changes I need to keep going and (hopefully) make it better. And this is what I’m going to talk about today, about changes in Coffee Like a Gilmore.

You’ve probably noticed that, lately, I’m talking less and less about beauty and more about lifestyle stuff. Well, as people evolve, so do their blogs, and although I love a good lipstick and that won’t change, sometimes sticking to product reviews was making feel less motivated and why not, a little bit bored sometimes.
I’m in a moment where I’m trying to read new things, find new voices, and try new things too, and that mean that this blog, as an extension of myself, is suffering some changes too, for the good I hope.

I’m trying to make of this a more personal and creative space, where I can put more of my personality, my thoughts, and apply that to more areas than fashion and beauty (although, of course, they’ll still be around). I want to get involved into more creative stuff, as I used to years ago, and I want to share that journey with you.

That means another change has to be made. For a year and a half, I’ve managed to the three post per week schedule, and it’s been great but also I’ve struggled a little, and I’ve had to leave on a side a few other things I wanted to do to stick to this schedule.
If I want to talk about more things, I need time to DO more things, and that means I need a bit more time for myself. Let’s see an example, I’ve joined an online calligraphy course, and I’d love to share my journey on this new discipline with you, but as I had to write posts, I haven’t been able to find time for the course. You get it, right?

Honestly I’ve been scared for a long time to cut down the number of posts per week, but I don’t want to keep sacrificing quality over quantity, that’s not the blog I want. So many bloggers I love just post once a week and I’m more than OK with that as a reader. So, I’m going to try to stick to a twice a week schedule. Not a drastic change but a huge one for me.

I’m thinking about Mondays and Thursdays, and I think I’m going to start with that and change the days if they don’t work for you. As always, any feedback will be much appreciated.

I’m very excited to make Coffee Like a Gilmore a place where not only beauty lovers can go, to focus more on the writing, and to start this new creative journey with you. As always, thanks so much for reading and supporting this little place of the Internet that I call my own.
I raise my cup of coffee to you! See you on Thursday!!

 

 

 

Una de las cosas que más me gusta de llevar un blog es el tener control total sobre todos los aspectos del mismo. Eso implica que puedo hacer cualquier cambio que resulte necesario para (con suerte) mejorarlo. Y de eso os voy a hablar hoy, de nuevos cambios en Coffee Like a Gilmore.

Probablemente habréis notado que últimamente hablo cada vez menos sobre belleza y más sobre lifestyle. Inevitablemente, a medida que la gente cambia, también cambian sus blogs, y si bien me gusta un buen labial más que nada, y eso no va a cambiar, el ceñirme a reseñas de productos estaba afectando a mi motivación a la hora de escribir y, por qué no decirlo, empezaba a aburrirme un poco.
Personalmente, me encuentro en un momento en el que estoy intentando leer cosas nuevas, encontrar nuevas voces, hacer cosas nuevas, y eso implica que este blog, como extensión de mi personalidad, también tiene que reflejar esos cambios. Para bien, espero.

Quiero intentar hacer del blog un espacio más personal y creativo, que refleje más mi personalidad, mis pensamientos, y aplicar todo esto a áreas nuevas más allá de belleza y moda (que, por supuesto, seguirán apareciendo continuamente). Quiero hacer más cosas creativas en mi día a día, como solía hacer hace años, y quiero compartir esos cambios con vosotros.

Eso implica necesariamente un cambio más. Durante un año y medio, he conseguido ceñirme a un calendario de tres publicaciones por semana, y aunque ha sido genial, sinceramente a veces ha sido un poco agobiante, y he tenido que dejar de lado algunas otras cosas para mantenerlo.
Si quiero hablar de más cosas, necesito HACER más cosas, y eso implica que necesito más tiempo para mí. Pongamos un ejemplo: me he apuntado a un curso online de caligrafía, y me encantaría compartir mis experiencias en esta nueva disciplina con vosotros, pero como tenía que escribir posts, no he tenido tiempo de ponerme con el curso. Es un círculo vicioso.

Durante mucho tiempo he tenido cierto reparo en reducir el número de entradas semanales, pero no quiero seguir sacrificando calidad por cantidad, ese no es el blog que quiero hacer. Además, muchas de mis bloggers favoritas sólo publican una vez a la semana y, como lectora, me parece estupendo. Así que voy a intentar mantener un schedule de dos posts a la semana. He pensado en publicar los lunes y los jueves, y ver qué tal funciona (siempre puedo cambiar los días si tenéis alguna preferencia, no dudéis en decírmelo).

Tengo muchas ganas de afrontar esta nueva etapa y de convertir Coffee Like a Gilmore en un espacio donde no sólo acudan los amantes de la belleza, de centrarme más en la calidad de la escritura, y de emprender una nueva etapa creativa con vosotros. Como siempre, muchas gracias por pasaros por aquí y por apoyar este pequeño espacio de Internet que puedo llamar mío.
¡Brindo por vosotros con mi taza de café! ¡Nos vemos el jueves!

SHARE:


0 comments so far.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *