The party season dress code dilemma

At this point of our blogger-reader relationship, there’s one thing you know for certain about me: that I love Christmas. Said that, there may be one thing that you don’t know: I hate dressing up for the party season.

Here’s the thing. I love winter clothes more that any other ones. My happy place is inside an oversized thick jumper, jeans and probably trainers. And that’s a fact. But I find particularly challenging dressing fancy(er) in the cold months, specially for Christmas.
Because, ladies and gentlemen, here’s my dilemma: I do nothing fancy at all for Christmas! But I feel you must do a little bit of an effort because, you know, it’s party season (you want to look a bit put together, don’t you?).

And here comes the problem: if you look at the party season clothes at the shops, you don’t have much choice than end up like some sort of sparkly bond girl (because let’s face it, everything is focused on real parties, not a dinner at your parents’). Is that, or more knitwear, of which I have enough (said no-one ever). Nothing in between.

Why, clothing brands, do you do this to us every year? Why can’t I find something a little bit fancier than my usual clothes but that I can actually use after Christmas (because I’m talking about a family dinner here, not a wedding)? Because, let’s be realistic. In this case, I’m totally against buying something that’s gonna be as unnecessarily sexy (given my plans) as uncomfortable, when I can put that money towards something I really want to have in my wardrobe (AKA more knitwear).

So, I pretty much give up this year. I’m not getting “Christmas clothes” this year unless all of a sudden, that magic versatile piece appears in the next week (we’re almost there!). In the worst case, you can always ump up your look with makeup, don’t you?

 

 

 

En este punto de nuestra relación blogger-lector, hay algo que ya sabéis de mí perfectamente: me encanta la navidad. Dicho eso, hay algo que puede que no sepáis a este respecto: odio la “ropa de navidad” (si es que eso existe como categoría).

Esta es la cuestión. Me encanta la ropa de invierno más que ninguna otra. Soy feliz dentro de jerseys de punto gigantes y vaqueros, y eso es un hecho. Pero me parece un desafío vestir para “ocasiones especiales”, sobre todo para Navidad.
Porque, damas y caballeros, he aquí el dilema: yo no hago nada demasiado especial en Navidad. Pero claro, también tiene que parecer que haces un poco de esfuerzo en ir un poco más elegante y no vestir como todos los días (por eso de que es una ocasión especial, aunque no vayas a hacer nada especial).

Y aquí viene el problema: si empiezas a mirar en las tiendas la ropa para la temporada “festiva”, no tienes opciones más allá de acabar pareciendo algo a medio camino entre un vaso de champán y una chica Bond (porque seamos realistas, TODA esa ropa va enfocada a fiestas como tal, no a cenar en casa de tus padres). Es eso, o jerseys de punto, y tengo suficientes (no es cierto, porque es imposible). No hay nada intermedio.

¿Por qué, marcas de ropa, nos hacéis esto todos los años? ¿Por qué no puedo encontrar nada un poco más elegante y que vaya a poder usar después de Navidad (porque hablamos de una cena de Navidad con la familia, no de una boda)? Porque siendo realistas, estoy totalmente en contra de comprarme algo tan innecesariamente sexy (dados los planes) como incómodo, cuando podría gastarme ese dinero en cosas con las que sí que me apetezca vestirme (o sea, más punto).

Así que creo que me rindo. No voy a comprarme ropa para Navidad a no ser que en la próxima semana aparezca esa prenda tan mágicamente apropiada como versátil. En el peor de los casos, siempre puedes distraer la atención hacia el maquillaje, ¿no?

SHARE:


0 comments so far.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *